lunes, 25 de marzo de 2013

Tarta de chocolate (Pavé del rey) y profiteroles

¡Hola de nuevo!

Aquí os dejo la receta de la tarta que le hice a mi padre por el 19 de marzo (aunque se la di dos días más tarde, porque no pude cocinarla hasta el miércoles). ¡Os va a encantar! Se llama 'Pavé del rey' y la he sacado del libro "Chocolate. 170 recetas para caer en la tentación" de Le Cordon Bleu. 
Fotografía del Pavé y mis post-it marcando recetas que quiero hacer

Está muy, muy buena y tiene un gustillo a almendras muy rico. Es la típica tarta que le suele gustar a las personas mayores (no os puedo explicar por qué, pero sé que es así jajaja) así que si queréis tener un detallito con vuestros abuelos o tios mayores, ¡ya sabéis!

Ingredientes (he adaptado algunas cosillas):
 
Para el bizcocho:
· 125 g de almendras molidas
· 150 g de azúcar glas
· 2 huevos tamaño M
· 4 yemas de huevo
· 5 claras de huevo
· 25 g de harina tamizada
· 25 g de cacao en polvo
· 60 g de azúcar
Para la ganache:
· 150 g chocolate negro
· 150 g de nata para batir
Para el almíbar para emborrachar:
· 8 cl de agua
· 80 g de azúcar
· 2 cucharaditas de ron



Preparación del bizcocho de almendras y chocolate: se bate en un cuenco los 125 g de almendras molidas, los 150 g de azúcar glas, los 2 huevos enteros y las 4 yemas durante 5 minutos apróximadamente.

  
Se incorpora a la preparación los 25 g de harina y los 25 g de cacao tamizados. (Aquí podéis empezar a precalentar el horno a 180º).

Se montan en un cuenco aparte las 5 claras a punto de nieve con los 60 g de azúcar (ha sido la primera vez que montaba unas claras al punto de nieve y estaba súper emocionada jajajaja).


Se incorpora poco a poco las yemas a la mezcla del cacao y se baten manualmente (yo usé una de las barillas de mi batidora para remover).


  
Se extiende la preparación sobre el molde y se hornea durante 12 minutos (al tener tanto huevo, está lista muy rápido).

Cuando lo saquéis del horno, quedará algo así:
  
  
Preparación de la ganache: se trocean los 150 g de chocolate y se dejan en un cuenco aparte. Se hierve la nata en una cacerola y, cuando esté caliente, se vierte sobre el chocolate y se remueve. Se deja reposar hasta que pueda untarse fácilmente.

Preparación del almíbar para emborrachar: se lleva a ebullición en una cacerola el agua con los 80 g de azúcar. Se vierte el almíbar en un cuenco y se deja enfriar antes de añadirle el ron (en la receta original, aparece 10 cl de agua y 100 g de azúcar, yo he bajado un poco esta cantidad porque a mí me sobró bastante a la hora de mojar el bizcocho).


Cortamos el bizcocho horizontalmente (en la receta aparece hasta 2 veces, aunque yo sólo lo hice 1). Se humedecen las partes interiores con el almíbar y después se extiende una capa de ganache. Se repite esta operación con las otras partes y se reserva ganache para la decoración. Hay que meter en la nevera el pastel durante 30 minutos para que se asiente un poco.


Extendemos por encima la ganache sobrante y decoramos como queramos :D.
Yo me fui a lo fácil echando azúcar glas

Como a mi padre le encantan los profiteroles y esa tarde yo estaba que me salía, quise arriesgarme y cocinarlos también. En el libro también explican cómo hacerlos, así que seguí los pasos al pie de la letra.

No voy a poneros la receta todavía porque se me olvidó hacerle fotos al proceso y porque.... ¡¡¡¡me salieron súper profiteroles!!!!!

Sí, estos bollitos que recuerdan a los panecillos blancos de Heidi, son profiteroles


No caí en que la harina que usé tiene ya levadura incorporada (cuando los profiteroles no la necesitan) y aquello empezó a crecer, y crecer, y crecer dentro del horno. Qué lástima que no hubiera ninguna cámara que me grabara, porque mi cara cuando me asomé inocentemente al horno para ver cómo estaba la cosa y ví esos profiteroles gigantes tuvo que ser un poema jajajajaj.

Me parece que tenía que haber echado un huevo menos del que pone en la receta (ya lo sé para la próxima). Porque se supone que con la masa se pueden hacer bolitas, pero yo no pude. Estaba demasiado líquido como para que se mantuviera en el papel de hornear y por eso decidí usar el molde de cupcakes.

Pero claro, como fue un improvisación total, yo eché la masa en el molde de cupcakes tan tranquila. Por lo que mi cara volvió a ser otro poema cuando decidí sacar los profiteroles y caí en la cuenta de que no lo había enharinado ni mantequillado previamente (sí, soy muy lista yo...). Así que la mitad de los profiteroles se me quedaron pegados ¬¬
  
Menos mal que no tengo que ganarme la vida como cocinera...
  
Total, que tuve que improvisar la decoración para la tarta de mi padre. Yo pensaba poner los profiteroles formando un círculo, siguiendo el borde del pastel, pero con esta versión gigantesca no podía.
Mis profiteroles del tamaño de un tomate
  
Así que decidí coger cuatro bollos... digo, profiteroles, y pintarles una carita a cada uno como si fueran los cuatro miembros de mi familia. Los rellené primero de helado de vainilla con nueces de macadamia (dios mio, ¡¡¡qué bueno!!!), y con sirope de chocolate formé las caritas.


Menos mal que un padre siempre agradece los regalitos que una hija le haga, ya sea una rana pintada sobre un cartón cuando se tiene 5 años o una tarta que parece que ha decorado una niña pese a que ya tienes 25 jajajajajaja.

 

El problema fue que quise escribir con el sirope de chocolate como si fuera glasa y, evidentemente, no lo es. Las líneas se juntaban entre sí, por lo que tuve que hacer las letras grandotas, y encima el helado del profiterol de la derecha se estaba derritiendo, por lo que tuve que escribir bajo presión y todo.

Creo que el "te queremos" se entiende, aunque parece que lo escribió mi primilla de 4 años.


La verdad que entre el desastre de la crema de queso del post anterior y mi tarta tan poco profesional, no sé qué imagen os habéis hecho hoy de mí jajajaja.


Os prometo que la tarta estaba deliciosa y, al diá siguiente, aún muchísimo más. Igual parece que es mucho lio hacerla, por las claras, las yemas, la ganache, el ron por otro lado... pero no se tarda ni una hora en cocinarla.


¡Venga, animaros a hacerla! Y ya me contáis ^^

  


2 comentarios:

  1. Gracias por enseñarnos este detalle de cariño para regalar a los papás

    ResponderEliminar

¡Hola! Muchas gracias por dejarme un comentario ^^.
Me hace muchísima ilusión recibirlo y, lo más rápido que pueda, te contestaré :D